Enamorarse de un viajero es fantástico. Estas personas suelen disfrutar de placeres sencillos de la vida y ser humildes al nivel de valorar más una pulsera artesanal que adquirió del otro lado del mundo que un reloj carísimo de París.

Empecemos a echarles porras desde el punto de vista en que aprenderás mucho a su lado, pues seguramente es alguien que ha vivido de cerca la hospitalidad que te pueden brindar unos desconocidos del otro lado del continente o se ha aventurado en otras culturas y ha practicado costumbres ancestrales.

Este tipo de personas suelen tener vínculos muy fuertes con su hogar y su lugar de origen, pues lo visualizan como su centro y aunque tengan una enorme pasión por recorrer el mundo, siempre echara de menos cosas tan simples como la calidez de su cama, y estará inquieto por reencontrarse en su espacio cuando este lejos. Pero ten en cuenta que esto también los ha vuelto un tanto independientes y con cierto nivel de resistencia al apego. Lo cual no significa que no te querrá o le darás lo mismo; pues al contrario, seguramente tu amorcito viajero lo hará y muchísimo, pero mantén presente la idea de que de vez en cuando necesitará su espacio de independencia para viajar y sentir, ya que ha pasado tanto tiempo así que es una persona que valora mucho esos momentos de intimidad y encuentro consigo mismo.

Eso sí, no dudes ni un segundo que su relación será muy apasionada, al grado de disfrutar cada momento como si fuera el ultimo, pues estas personas están acostumbradas a disfrutar así cada detalle de la vida, seguramente crearan una relación de complicidad muy bonita.

Los viajeros también suelen caracterizarse por ser personas respetuosas, pues han recorrido tantos destinos que han aprendido a ser tolerantes ante la diversidad en otras culturas, creencias y personas; ¡Imagínate como te va a valorar a ti! (Aw, ya estamos viendo corazoncitos en el aire mientras imaginamos nuestro perfecto amor de cuento).

Además junto a este tipo de personas podrás tener un crecimiento personal, pues se caracterizan por ser cultos y siempre tendrán un tema o historia que compartirte con la misma emoción como si las estuviera viviendo de nuevo contigo, al grado que seguramente te motivara a querer descubrir nuevos lugares, nuevas pasiones y nuevas aventuras para comenzar a escribir su historia juntos.

Podríamos decir mucho más pero seguramente ya empezaste a planear tu próximo viaje con destino al amor. Aventúrate a compartir tu vida con ese tipo de personas, el mundo puede ser su hogar y la vida una aventura por el mundo.

– Jessica Vargas

Enamorarse de un viajero es fantástico. Estas personas suelen disfrutar de placeres sencillos de la vida y ser humildes al nivel de valorar más una pulsera artesanal que adquirió del otro lado del mundo que un reloj carísimo de París.

Empecemos a echarles porras desde el punto de vista en que aprenderás mucho a su lado, pues seguramente es alguien que ha vivido de cerca la hospitalidad que te pueden brindar unos desconocidos del otro lado del continente o se ha aventurado en otras culturas y ha practicado costumbres ancestrales.

Este tipo de personas suelen tener vínculos muy fuertes con su hogar y su lugar de origen, pues lo visualizan como su centro y aunque tengan una enorme pasión por recorrer el mundo, siempre echara de menos cosas tan simples como la calidez de su cama, y estará inquieto por reencontrarse en su espacio cuando este lejos. Pero ten en cuenta que esto también los ha vuelto un tanto independientes y con cierto nivel de resistencia al apego. Lo cual no significa que no te querrá o le darás lo mismo; pues al contrario, seguramente tu amorcito viajero lo hará y muchísimo, pero mantén presente la idea de que de vez en cuando necesitará su espacio de independencia para viajar y sentir, ya que ha pasado tanto tiempo así que es una persona que valora mucho esos momentos de intimidad y encuentro consigo mismo.

Eso sí, no dudes ni un segundo que su relación será muy apasionada, al grado de disfrutar cada momento como si fuera el ultimo, pues estas personas están acostumbradas a disfrutar así cada detalle de la vida, seguramente crearan una relación de complicidad muy bonita.

Los viajeros también suelen caracterizarse por ser personas respetuosas, pues han recorrido tantos destinos que han aprendido a ser tolerantes ante la diversidad en otras culturas, creencias y personas; ¡Imagínate como te va a valorar a ti! (Aw, ya estamos viendo corazoncitos en el aire mientras imaginamos nuestro perfecto amor de cuento).

Además junto a este tipo de personas podrás tener un crecimiento personal, pues se caracterizan por ser cultos y siempre tendrán un tema o historia que compartirte con la misma emoción como si las estuviera viviendo de nuevo contigo, al grado que seguramente te motivara a querer descubrir nuevos lugares, nuevas pasiones y nuevas aventuras para comenzar a escribir su historia juntos.

Podríamos decir mucho más pero seguramente ya empezaste a planear tu próximo viaje con destino al amor. Aventúrate a compartir tu vida con ese tipo de personas, el mundo puede ser su hogar y la vida una aventura por el mundo.

-Jessica Vargas