El verano esta a la vuelta de la esquina y como cada año nos encontramos con los gimnasios saturados de personas que están tratando de alcanzar cumplir con sus propósitos de año nuevo, otros tantos que van por rutina habitual y muchos que están dejando la vida por lograr el bikini body en menos de un mes aplicando las famosas rutinas de 200 ejercicios que repetidos 8 veces al día les ayudarán a conseguir tu cuerpower de verano, claro sin olvidar hacer esa famosa dieta vegana, alcalina y orgánica para bajar 15 kilos justo antes de irte a la playa.

Déjame decirte que esa era yo hace apenas un par de años, una mujer a la que le atormentaba la idea de que semana santa o el verano estaba cerca pues era aterrorizante pensar en la idea de portar un traje de baño en publico, vivía escondida de las personas sintiéndome acomplejada al ver a otras chicas luciendo cuerpos “radiantes” o más bien “socialmente aceptables”. Y refiero a ello debido a que vivimos en siglo del auge pleno de las redes sociales.  Pues checamos nuestro feed por las mañanas mientras desayunamos como si fuera nuestro diario de noticias, donde más allá de novedades, nos encentramos un sin fin de fotografías de cuerpos y vidas aparentemente perfectas que indirectamente nos ejercen constantemente una presión social.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL
BRILLAR MÁS QUE EL SOL

Pero considero que el temas más relevantes aquí, es el de esa búsqueda constante del cuerpo perfecto. Nos han vendido tanto la idea de que si no eres delgada no debes usar prendas como un bikini, pero ¿Sabes que? Yo un día lo dije y hoy se los propongo a todas las que estén pasando por algo parecido, mandemos al carajo los estereotipos.

A continuación te voy a dar muchas razones por las que tú como yo, debes comenzar a restarle importancia al famoso “Que dirán” pues las personas que se dedican a juzgar probablemente no están preparados para soportar tanto estilo y tanta belleza. Así que decídete a aplicarles el “abre paso que ahí voy”  y llega con todo tu empoderamiento a dejar la huella de la aceptación ¡Vamos, bonita!

ES CERO ATRACTIVO VER A UNA MUJER LLENITA EN BIKINI.

Siempre nos han cantado la letanía de que las únicas mujeres con derecho a lucir su cuerpo en traje de baño son las de medidas perfectas 90-60-90. Pero ¿Quiénes son ellos para decirnos que es correcto o que no lo es? A mi, en lo personal me costó mucho entender que más allá de todo eso, la única aceptación que requería era la mía al verme al espejo y que mi verdadero encanto radicaba en la actitud de empoderamiento que eso me traería.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

LOS BIKINIS DEJAN LAS IMPERFECCIONES AL DESCUBIERTO

¡Escandalo! los trajes de baño dejan mucha piel al descubierto, pero ¿Por qué reprimirnos por nuestras estrías y celulitis?

Chicas, ¡Bienvenidas al mundo real! La mayoría de las mujeres tienen este tipo de marcas en la piel y debemos sentirnos orgullosas de ello. Yo pasé años de mi vida escondida detrás de pareos o ropa holgada, sirviendo de nada, no saben el alivio que se siente cuando comienzas a sentirte orgullosa de lo que eres, te aceptas así con todo y tus mil imperfecciones.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

NO HAY TRAJES DE BAÑO DE ESAS TALLAS

Contrario a lo que la infinidad de críticos con cuerpo ideal (claro, como no) pensarían, sus constantes criticas lo único que han logrado es catapultar la seguridad de muchas mujeres hasta la cima del éxito. Motivándolas cada vez más a atreverse a experimentar, una tendencia que no ha pasado desapercibida para las marcas al grado de ver un nicho potencial que están buscado satisfacer extendiendo sus modelos y líneas a tallas extras.

Todas tenemos derecho a disfrutar de un buen outfit para además de sentirnos increíbles, también vernos. No habrá mejor match para una mujer que un atuendo tan fabuloso como la actitud de poder que se carga.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

Si bien, ponerse un bikini no es símbolo de valentía, el romper estereotipos y sobrellevar la desaprobación de muchos si lo es, pero ¡Que mas da! Recuerda que la única aceptación y amor indispensables son los propios.

Mujer bonita, este verano decídete a ser valiente y brilla al grado de opacar al sol de verano.

– Jessica Vargas

El verano esta a la vuelta de la esquina y como cada año nos encontramos con los gimnasios saturados de personas que están tratando de alcanzar cumplir con sus propósitos de año nuevo, otros tantos que van por rutina habitual y muchos que están dejando la vida por lograr el bikini body en menos de un mes aplicando las famosas rutinas de 200 ejercicios que repetidos 8 veces al día les ayudarán a conseguir tu cuerpower de verano, claro sin olvidar hacer esa famosa dieta vegana, alcalina y orgánica para bajar 15 kilos justo antes de irte a la playa.

Déjame decirte que esa era yo hace apenas un par de años, una mujer a la que le atormentaba la idea de que semana santa o el verano estaba cerca pues era aterrorizante pensar en la idea de portar un traje de baño en publico, vivía escondida de las personas sintiéndome acomplejada al ver a otras chicas luciendo cuerpos “radiantes” o más bien “socialmente aceptables”. Y refiero a ello debido a que vivimos en siglo del auge pleno de las redes sociales.  Pues checamos nuestro feed por las mañanas mientras desayunamos como si fuera nuestro diario de noticias, donde más allá de novedades, nos encentramos un sin fin de fotografías de cuerpos y vidas aparentemente perfectas que indirectamente nos ejercen constantemente una presión social.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

Pero considero que el temas más relevantes aquí, es el de esa búsqueda constante del cuerpo perfecto. Nos han vendido tanto la idea de que si no eres delgada no debes usar prendas como un bikini, pero ¿Sabes que? Yo un día lo dije y hoy se los propongo a todas las que estén pasando por algo parecido, mandemos al carajo los estereotipos.

A continuación te voy a dar muchas razones por las que tú como yo, debes comenzar a restarle importancia al famoso “Que dirán” pues las personas que se dedican a juzgar probablemente no están preparados para soportar tanto estilo y tanta belleza. Así que decídete a aplicarles el “abre paso que ahí voy”  y llega con todo tu empoderamiento a dejar la huella de la aceptación ¡Vamos, bonita!

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

ES CERO ATRACTIVO VER A UNA MUJER LLENITA EN BIKINI.

Siempre nos han cantado la letanía de que las únicas mujeres con derecho a lucir su cuerpo en traje de baño son las de medidas perfectas 90-60-90. Pero ¿Quiénes son ellos para decirnos que es correcto o que no lo es? A mi, en lo personal me costó mucho entender que más allá de todo eso, la única aceptación que requería era la mía al verme al espejo y que mi verdadero encanto radicaba en la actitud de empoderamiento que eso me traería.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

NO HAY TRAJES DE BAÑO DE ESAS TALLAS

Contrario a lo que la infinidad de críticos con cuerpo ideal (claro, como no) pensarían, sus constantes criticas lo único que han logrado es catapultar la seguridad de muchas mujeres hasta la cima del éxito. Motivándolas cada vez más a atreverse a experimentar, una tendencia que no ha pasado desapercibida para las marcas al grado de ver un nicho potencial que están buscado satisfacer extendiendo sus modelos y líneas a tallas extras.

Todas tenemos derecho a disfrutar de un buen outfit para además de sentirnos increíbles, también vernos. No habrá mejor match para una mujer que un atuendo tan fabuloso como la actitud de poder que se carga.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

LOS BIKINIS DEJAN LAS IMPERFECCIONES AL DESCUBIERTO

¡Escandalo! los trajes de baño dejan mucha piel al descubierto, pero ¿Por qué reprimirnos por nuestras estrías y celulitis?

Chicas, ¡Bienvenidas al mundo real! La mayoría de las mujeres tienen este tipo de marcas en la piel y debemos sentirnos orgullosas de ello. Yo pasé años de mi vida escondida detrás de pareos o ropa holgada, sirviendo de nada, no saben el alivio que se siente cuando comienzas a sentirte orgullosa de lo que eres, te aceptas así con todo y tus mil imperfecciones.

BRILLAR MÁS QUE EL SOL

Si bien, ponerse un bikini no es símbolo de valentía, el romper estereotipos y sobrellevar la desaprobación de muchos si lo es, pero ¡Que mas da! Recuerda que la única aceptación y amor indispensables son los propios.

Mujer bonita, este verano decídete a ser valiente y brilla al grado de opacar al sol de verano.

– Jessica Vargas