Este antiguo fuerte es un emblema de Veracruz y de México, pues protegía al primer municipio de América y la entrada a la Nueva España. Esta fortaleza está hecha de una argamasa, que a su vez está hecha con concha de ostión, huevos de tortuga, arena y agua de mar, para levantar muros resistentes contra los fortísimos nortes frecuentes en el lugar. Si caminas por el Malecón de Veracruz podrás ver perfectamente el islote en el que se encuentra el fuerte, y desde el fuerte serás testigo de una grandiosa postal del Puerto. 

En su última etapa pasó a ser una prisión, que entre sus más destacados prisioneros tuvo a Fray Servando Teresa de Mier y Chucho El Roto. ¿Te imaginas conocer las celdas en donde estuvieron? ¡Pues puedes hacerlo! San Juan De Ulúa ahora es un recinto cultural y turístico y está abierto todos los días al público.

Imaginamos que has escuchado que Veracruz es cuatro veces heróica. Pues es que gracias a que este fuerte servía como primera defensa contra enemigos que se acercaban por mar, logramos vencer en varias batallas, en cuatro importantes para ser específicos. Tanta historia guardada en sus paredes que un guía con mucho gusto te explicará a detalle, (los domingos la entrada es gratis, por cierto).

Aventúrate a sentirte en el pasado y recorrer esta fortaleza, que también tiene una gran casa que sirvió como palacio en donde vivieron varios de los presidentes de la república en tiempos de guerra. Y no te puedes ir sin tu foto con el gran Golfo de México detrás… parecerá que el mar es infinito.

– Eduardo Lujan

Este antiguo fuerte es un emblema de Veracruz y de México, pues protegía al primer municipio de América y la entrada a la Nueva España. Esta fortaleza está hecha de una argamasa, que a su vez está hecha con concha de ostión, huevos de tortuga, arena y agua de mar, para levantar muros resistentes contra los fortísimos nortes frecuentes en el lugar. Si caminas por el Malecón de Veracruz podrás ver perfectamente el islote en el que se encuentra el fuerte, y desde el fuerte serás testigo de una grandiosa postal del Puerto. 

En su última etapa pasó a ser una prisión, que entre sus más destacados prisioneros tuvo a Fray Servando Teresa de Mier y Chucho El Roto. ¿Te imaginas conocer las celdas en donde estuvieron? ¡Pues puedes hacerlo! San Juan De Ulúa ahora es un recinto cultural y turístico y está abierto todos los días al público.

Imaginamos que has escuchado que Veracruz es cuatro veces heróica. Pues es que gracias a que este fuerte servía como primera defensa contra enemigos que se acercaban por mar, logramos vencer en varias batallas, en cuatro importantes para ser específicos. Tanta historia guardada en sus paredes que un guía con mucho gusto te explicará a detalle, (los domingos la entrada es gratis, por cierto).

Aventúrate a sentirte en el pasado y recorrer esta fortaleza, que también tiene una gran casa que sirvió como palacio en donde vivieron varios de los presidentes de la república en tiempos de guerra. Y no te puedes ir sin tu foto con el gran Golfo de México detrás… parecerá que el mar es infinito.

– Eduardo Lujan