Si lo tuyo es en buen café y los ambientes bohemios, no puedes dejar de visitar el Café La Habana que opera desde 1951, lo que hace que actualmente sea un lugar lleno de historia y tradición.

Al centro de la Ciudad de México y cerca de la avenida Bucareli aún prevalece el eco de los revolucionarios en tiempos donde los grandes debates políticos y sociales partían de una taza de café y llevaban a cabo de frente. Este lugar que fue nicho de creación o guerra y puede presumir de que tuvo de comensales a grandes figuras como el Che Guevara,  Gabriel García Marqués, Roberto Bolaño, José Vicente Anaya, Octavio Paz y Elena Poniatowska.

El entorno del lugar hoy en día irradia nostalgia, pues al llegar sentirás que viajas en el tiempo al encontrarte con que aun preservan el mobiliario antiguo, acompañado de fotografías de la época La Habana, que te harán sentirte parte de los tiempos de creación de aquellos grandes personajes ilustres. Quizá hasta te sirva de inspiración para hacer tu propia historia, imagínate que en unos años seas tu el comensal famoso del que presuma el lugar por tus visitas.

Y como sabemos que la comida importa e importa mucho, además te contamos que el inigualable sabor de su café y tradicionales platillos es algo que también se ha conservado en el lugar con el paso de los años. Entre los imperdibles esta el café cubano y el café irlandés, claro, acompañados de una respectiva concha de nata ¡Para que amarre! Ya que si de plano te quieres dar una comida con todos los tiempos, te recomendamos pedir las enchiladas verdes o alguna de las pastas italianas que se presentan en el menú.

Otra tradición imperdible del lugar son los domingos pozoleros, ideales para curar esa cruda que seguro te dejo el fin de semana entre tanta fiesta, lo mejor de todo esto es que podrás ir con tu compa para aprovechar la promoción 2×1. Eso sí, ¡Lleguen temprano porque se llena!

Así, el Café La Habana continua siendo testigo de la vida intelectual (y glotona, para algunos jajaja) de nuestro México. No te puedes perder de esta experiencia mientras pruebas uno de los mejores cafés de la ciudad.

Si lo tuyo es en buen café y los ambientes bohemios, no puedes dejar de visitar el Café La Habana que opera desde 1951, lo que hace que actualmente sea un lugar lleno de historia y tradición.

 Al centro de la Ciudad de México y cerca de la avenida Bucareli aún prevalece el eco de los revolucionarios en tiempos donde los grandes debates políticos y sociales partían de una taza de café y llevaban a cabo de frente. Este lugar que fue nicho de creación o guerra y puede presumir de que tuvo de comensales a grandes figuras como el Che Guevara,  Gabriel García Marqués, Roberto Bolaño, José Vicente Anaya, Octavio Paz y Elena Poniatowska.

El entorno del lugar hoy en día irradia nostalgia, pues al llegar sentirás que viajas en el tiempo al encontrarte con que aun preservan el mobiliario antiguo, acompañado de fotografías de la época La Habana, que te harán sentirte parte de los tiempos de creación de aquellos grandes personajes ilustres. Quizá hasta te sirva de inspiración para hacer tu propia historia, imagínate que en unos años seas tu el comensal famoso del que presuma el lugar por tus visitas.

Y como sabemos que la comida importa e importa mucho, además te contamos que el inigualable sabor de su café y tradicionales platillos es algo que también se ha conservado en el lugar con el paso de los años. Entre los imperdibles esta el café cubano y el café irlandés, claro, acompañados de una respectiva concha de nata ¡Para que amarre! Ya que si de plano te quieres dar una comida con todos los tiempos, te recomendamos pedir las enchiladas verdes o alguna de las pastas italianas que se presentan en el menú.

Otra tradición imperdible del lugar son los domingos pozoleros, ideales para curar esa cruda que seguro te dejo el fin de semana entre tanta fiesta, lo mejor de todo esto es que podrás ir con tu compa para aprovechar la promoción 2×1. Eso sí, ¡Lleguen temprano porque se llena!

Así, el Café La Habana continua siendo testigo de la vida intelectual (y glotona, para algunos jajaja) de nuestro México. No te puedes perder de esta experiencia mientras pruebas uno de los mejores cafés de la ciudad.